Cómo ser feliz sin tener pareja

ser-feliz

Si te sientes sólo y no sabes qué hacer para estar feliz sin tener pareja, este artículo te ayudará a resolver tu conflicto interno mediante unos trucos básicos que garantizarán tu felicidad. Tener pareja no es ninguna obligación y en el caso de sentirnos obligados a compartir nuestra vida con alguien, debemos deshacernos de esa idea. Debes empezar a sonreír y estar feliz contigo mismo.

No dramatices. Tómate tu tiempo de soltería como una etapa de reflexión, introspección, relax y conocimiento de uno mismo. Debes crecer como persona y solo lo harás si te conoces mejor a ti mismo. Además no estás solo, es una oportunidad perfecta para pasar tiempo con tus amigos, reforzar la relación con tus padres y hermanos o familiares cercanos. Crece como persona de esta manera. Además, tienes que tener presente que no eres menos persona por no tener pareja y, ten en cuenta que, hay mucha gente que no quiere comprometerse y está mejor soltero. De hecho, muchas de las parejas que probablemente conozcas no se sostienen y les hace mas mal que bien a su persona estar manteniendo una relación así. No se respetan o viven en la infidelidad; tan sólo están justos por costumbre o porque tienen miedo a la soledad.

Además, es momento de que hagas deporte. De este modo te sentirás mejor, porque hacer deporte genera la misma hormona que cuando practicas sexo, serotonina, y es la hormona de la felicidad. Si lo practicas con asiduidad, podrás comprobar que tu bienestar aumentará. Además, adquirirás unas mejores condiciones físicas; te aumentará la autoestima y ganarás belleza y salud física y mental. Elige algún deporte que te guste y combínalo con unos ratitos de gimnasio a la semana. No puedes pretender aspirar a ser mejor y aprender como ser feliz sin pareja si no haces un esfuerzo por cambiar las reglas de tu vida. Tienes que salir ahí fuera y empezar a hacer más deporte ahora.

Céntrate en tus estudios o trabajo. Márcate metas nuevas, como por ejemplo, acabar ya la carrera y encontrar un buen trabajo, o aumentar tu rendimiento laboral para conseguir un ascenso. Pequeñas metas personales que, poco a poco, harán de ti una mejor persona y con gran autoestima. Cuando veas que puedes con todo esto y mucho más, sin darte cuenta habrás madurado y crecido como persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *